“Un vecino de Vallcarca, sale a comprar el pan y, al pasar por la tienda de muebles de Maria Ángeles, se desprende de un tapón de plástico. Lo deposita en una caja destinada a misión concreta: reunir una suma de dinero para el proyecto de investigación de la enfermedad de Dent. Es una patología rara, hereditaria y de origen genético, afecta al riñón y está causada por la mutación de un gen en el cromosoma X…”

Así empieza el artículo de El Periodico que habla de cómo los vecinos del barrio de Vallcarca recogen tapones para Nacho. Pero no sólo ellos, sois muchos los que recogéis tapones en todas partes de España. Todos tenéis cabida en este artículo y a todos os damos mil gracias por la colaboración. Porque algo, aparentemente tan pequeño y sin valor como un tapón, nos ayuda muchísimo.

Podéis leer el artículo completo, aquí.